Entrar¿Olvidó su clave?Reg?strese
 
Mapa del SitioAgregar como Página de InicioAgregar a FavoritosPreguntas Frecuentes Buscador por título: Buscar | Búsqueda Avanzada    Institucional | Newsletter | Contacto |
 
Listado de Autores (295)
A B C D E F G H I J K
L M N Ñ O P Q R S T
U V W X Y Z
Listado de Obras (2397)
A B C D E F G H I J K
L M N Ñ O P Q R S T
U V W X Y Z #
Formaciones
Formaciones usuales
Nuevos Títulos
Comentarios
Autores Aspirantes
Sincronizaciones
Noticias
Links
 
descargar partitura Volver

Peso: 740.01 Kb - Formato PDF

 
 
Título: Cuídate
Compositor:
Autor:
Género: Canción, Folklore
Subgénero: Ranchera
Formación Instrumental: Voz + Cifrado
ISWC: T-037274890-7
Descripción:

¡Qué difícil lo sencillo!

Esto es lo que pienso cada vez que guitarra en mano, cimarrón humeando, y Oro Verde ayudándome en la inspiración, mi espíritu se apresta a emprender la difícil tarea de escribir la letra y la música de una sencilla rancherita que sin duda, al finalizarla tendré que pedir los auxilios de dos buenas guitarras y un bandoneón entrerriano para el canto... y porqué no, para el baile.

Porque...¡Qué regocijo el de mi alma cuando en los festejos de las fechas patrias
que celebra Paraná, Oro Verde, o cualquier pueblito de mi Entre Ríos, los gurises de mi provincia bailan con sus pilchitas gauchas mi Rancherita candorosa en la versión de su autor o en la de alguno de mis intérpretes . Como la de María Ofelia, que hace ya muchos años, no sólo que la grabó, sino que la portada del disco lleva este título: María Ofelia... La Candorosa.

Claro que no todas mis rancheras tienen candor.
La que me toca describir ahora, más que candor tiene advertencias, sueños, dolor... y bronca.

¿Y cómo la explico?
Cómo un autor que se jacta de no "dar ni pedir consejos" dice en su letra:

Cuídate de la receta

que da el poeta

que da el poeta;

que a menudo

se despeña

quien mucho sueña,

quien mucho sueña.


¡Qué difícil explicar lo sencillo!


No obstante, tal vez me ayude a explayarme sobre el por qué de Cuídate
una charla que tuve cierta vez con un "prolífico" escritor - poeta - recitador (y en ocasiones ¡hasta cantor! ), que llegó hasta mi casa con un abultado libraco de versos... de su cosecha.

Pero sucede que hay hombres "eminentemente prácticos", como define
Charles Dickens en su novela Tiempos difíciles a los que ven solamente el lado utilitario y materialista de la vida, y este buen amigo -que era uno de esos- comenzó hablándome de cómo me admiraba, cómo le gustaba tal o cual canción de mi autoría, cómo le gustaba Puerto Sánchez y cómo "envidiaba" el supuesto talento que yo tengo y él no... etcétera... etcétera.

Y bueno, halagado por tantos aplausos (¡soy humano!) lo escuchaba con atención
y placenteramente. Sólo hasta el momento en que dejó de hablar de mí y se largó ha hablar de él nomás, de las 25 chacareras que tenía escritas, los 38 chamamés, las 72 o 75 chamarritas (que están esperando sus intérpretes) un tanguito por ahí, y, sobre todo, tres o cuatro libros que andaban buscando editor.... "porque sabe Méndez, sale tan caro publicar... que yo pensé que tal vez usted... que conoce tanta gente importante en Entre Ríos y en todas partes, me pueda dar una mano en esto" (?). Mire Jorge este verso... escuche "esto" que le escribí a mi barrio... 'esto' que dediqué a mi perrito... 'esta' que titulé 'Chamarra de amor' dedicada a 'mi mujer'... y 'esta' otra y 'este' otro..."

Y mientras seguía hablando y hablando de él mismo comprendí al instante que su
exaltada admiración por mí era una interesada adulación que intentaba, entre otras cosas, a que yo accediera a musicalizar ese mamotreto de versos que él me traía, y lo que es peor, que le informara cómo se registran las obras y ¡cuánto está pagando SADAIC por las letras y cuánto por la música y... si paga en término!

Me llenó la casa de cifras, cantidades, derechos de autor, gastos, números,
presupuestos, cachet y un sinfín de necesidades, tan distintas a las mías, que, saliéndome del alma le pedí una pausa a su ya intolerable exposición y le dije sin más un proverbio árabe que siempre tengo a mano para estos casos:

Todo aquél que viene por donde no

debiera venir no viene a lo que dice venir.


Como era de esperar, no lo entendió.
Y me siguió hablando de él, sólo de él y sus "obras".

En fin, gracias a estos autoponderados escritores, poetas y compositores
me salen (a veces) rancheras como Cuídate, o sonetos como el que dice:


Sin tanta prisa

Así como una página cualquiera
publica tanto verso intrascendente
pretendo en un rincón de su frontera
ganar mi propio espacio dignamente. 

Lo quiero al darme cuenta de repente
que sólo dejaré cuando me muera
apuntes, nada más, de un impaciente
que busca el buen soneto y desespera.

Y al fin, si no comprendo a los poetas
que riman velozmente sus cuartetas
mostrando lo vulgar como divisa,
al menos me conmueven unos pocos
que pobres y olvidados y hasta locos
dejaron mucho más...sin tanta prisa.


Jorge Méndez
Oro Verde, Provincia de Entre Ríos, Argentina, 16 de octubre de 2008


Texto de Privacidad - Condiciones Legales
Estas partituras son ofrecidas para dar a conocer las creaciones de sus autores y compositores, y en tal sentido las mismas pueden ser descargadas e impresas en forma gratuita para su utilización privada, y a fin de facilitar el acceso a las mismas. Está prohibida la venta de las partituras que se bajen de este sitio, y a tal efecto está indicado en cada una de ellas que se trata de ejemplares de publicidad y su venta está prohibida. El hecho de facilitar la partitura no releva de la obligación de realizar los pagos correspondientes para la utilización de las obras en los casos que corresponda, así como obtener la autorización respectiva para eventuales sincronizaciones publicitarias o cinematográficas, por ejemplo. Solicitamos por favor que de utilizar estas partituras para ser interpretadas públicamente, se incluyan en las respectivas planillas de ejecución e indiquen los créditos respectivos (título de la obra, datos de autor/compositor, editorial musical) de las obras musicales que sean interpretadas, y se informe las utilizaciones a la sociedad de gestión colectiva de derechos correspondiente. En la medida de sus posibilidades, agradeceremos se nos informe la ejecución pública, reproducción, interpretación -y en su caso fijación- que sea realizada de las obras musicales correspondientes a estas partituras, por correo electrónico a info@epsapublishing.com.


Permalink
 
 
WebMind, Soluciones Web © Copyright 2008 - Todos los derechos reservados CONDICIONES GENERALES DE USO Y POLITICA DE PRIVACIDAD